¿ Hambre voraz después del gimnasio?

Written by
Hambre voraz post-entreno

Después de una intensa sesión de musculación, es muy probable que sientas que has quemado miles de calorías. 😓 En consecuencia a esto, llegas a casa con unas incontrolables ganas de devorarlo todo. Y por ello, piensan que regalarte un pase libre a la cocina te ayudará a saciar tu hambre voraz, ¿no?

Evidentemente la respuesta es no; hacer ejercicio no significa que podamos comer de todo. Una alimentación balanceada tanto antes como después de entrenar, es fundamental, ya que lo excesos nos pueden dejar fuera de la ecuación.

Pero entonces, ¿qué ocasiona que sintamos un hambre voraz después de hacer ejercicio?

Al realizar ejercicio el cuerpo activa 2 hormonas claves para la regulación del apetito, la ghrelina (estimula) y el péptido TT (suprime). Por lo que el apetito post-entrenamiento es completamente normal.  La sensación de hambre después de hacer deporte, es la manera biológica que tiene el cuerpo para demandar combustible energético (glucógeno y aminoácidos). Por otro lado, tenemos los mecanismos neurológicos. Los intensos antojos son un signo de que nuestro cerebro se está adaptado a un nuevo desafío físico.

Y, ¿qué podemos hacer para controlarnos?

  • Hidratarnos, la sed extrema puede confundirse con hambre y sabotear todo nuestro esfuerzo.
  • Controlar nuestros antojos, ¡no debemos dejarnos vencer! 💪 Debemos diferenciar entre hambre y el deseo incontrolado por comer. Además de esto, recordar que existen opciones saludables como las las frutas y verduras que nos ayudan a saciar el apetito.
  • Optar por hacer rutinas con intervalos cardiovasculares. Alternar los momentos de alta intensidad con otros de baja ayudará a controlar la ghrelina.
  • Tomar algún suplemento. Actualmente existen suplementos que contienen Picolinato de Cromo; este componente nos ayuda a reducir la grasa corporal y a regular los niveles de glucógeno en la sangre. Otro suplemento con efecto beneficioso es el Chitosan, ya que nos ayuda a inhibir el apetito.

Para terminar, algunas recomendaciones sobre cuándo y qué comer después del entrenamiento:

Se dice que durante los primeros 60 minutos de haber terminado el entrenamiento el cuerpo pasa por un estado denominado “ventana anabólica”. Es durante este periodo de tiempo que el cuerpo tiene una mayor predisposición a procesar los nutrientes. Por ello, es sumamente importante comer algo después de realizar ejercicio, ya que además de nutrir nuestros músculos, nos ayudará a reponernos y a recuperar las reservas de energía.  

En cuanto a la nutrición posterior, las proteínas y los carbohidratos de rápida absorción, son los mejores macronutrientes para comer después del entrenamiento. Estos alimentos son fuentes de energía y además nos ayudarán a reparar las fibras musculares, por lo cual no hay porque dejarlos fuera.

Así que ya sabéis,  cuando nos entre el deseo incontrolado por comer debemos de controlar nuestros antojos y saciar esa hambre voraz optando por opciones saludables.

Article Categories:
Alimentación

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *